Enclavada en la Real Iglesia de San Pablo, la Hermandad de la Expiración procesiona el Viernes Santo desde el siglo XVII. Es una de las hermandades cordobesas cuyas Imágenes titulares poseen un gran arraigo en nuestra Semana Santa.